Search
Close this search box.

Un empate para cerrar la pretemporada

Finalizó la parte previa a los dos torneos que disputará Gimnasia con un empate en uno con Central Norte, cerrando así el interminable cuadrangular de verano.
No fue más que eso, un partido de verano, no tan amistoso por la vehemencia con la que se jugó, pero no era más que eso, un partido de prueba para dos equipos que se preparan para un torneo que ¡por fin! dará inicio dentro de poco más de una semana.
Gimnasia cerró sus encuentros de práctica que no contó con demasiados rivales ni con tantas pruebas, un empate frente a San Martín de Tucumán, otra igualdad con Gimnasia de Jujuy y la paridad de anoche ante Central Norte marcó la acotada agenda amistosa que tuvo el equipo de Ever Demaldé.
El Albo lo comenzó ganando con un gol de Rubén Villareal, después de una recuperación en el área rival y un preciso centro del Rayo Segovia. El grito de Mambrú abrió el marcador de un partido que se había mostrado parejo, con mucha pierna fuerte y pocas situaciones de gol. El banco de pruebas para Demaldé tuvo a Tallura y Cortes como los más salientes de los nuevos, la presencia de Frezzotti que le marcó quien manda rápidamente a los delanteros cuervos y con pinceladas de Segovia y Suárez. Pese a que, en ese momento, Gimnasia era más, Central llegó al empate con Magno, desde el punto del penal.
En la segunda mitad Ever movió el banco y con los ingresos de Villar y Perillo, Gimnasia intentó un poco más. Sobre el final entre Birge y Juan Manuel dilapidaron el gol y Pipi Silva salvó al Albo con un manotazo brillante después de un tiro libre de Central, la única de ellos en el complemento.
Fue empate nomás, así se cerró el Cuadrangular más largo, que comenzó en verano y casi termina en otoño. Gimnasia mostró cosas interesantes, aunque aún le falta trabajo, aceitar piezas y pulir detalles de cara al debut oficial frente al poderoso Racing Club de Avellaneda de Fernando Gago en Santiago del Estero por Copa Argentina.